Ni el hormigón es sólo gris...

Al echar una mirada atrás, a principios del pasado siglo XX, en el momento en que la arquitectura empieza a conformarse como Arquitectura Moderna, solemos pensar en una serie de construcciones en blanco inmaculado o en el gris claro del hormigón armado, tan importante en la revolución que tuvo la Arquitectura en esos años.

Unidad habitacional de Marsella, Le Corbusier.


Esta es una arquitectura en la que se elimina la ornamentación innecesaria de épocas pasadas, haciendo del edificio un objeto bello en si mismo. La propia fachada del edificio expresa lo que hay en su interior, por lo que no es necesario maquillarla y se enseña tal y como es. Sin embargo, la realidad es que necesita del color como elemento expresivo. El color es un principio compositivo de primer orden, a la par que el ritmo y las proporciones de los huecos o de la simetría o asimetría de la fachada. El color hace que el edificio se perciba  de una forma concreta.

Unidad habitacional de Marsella, Le Corbusier.


Comentarios

Entradas populares de este blog

De grietas y testigos.

Olvidadas maquetas

Piscinas ecológicas.