Entradas

Mostrando entradas de octubre, 2012

El curioso caso del libro de mantenimiento o por qué la gente se gasta más dinero en mantener su coche que su casa.

Llevo un tiempo dándole vueltas y no creo haber llegado a otra conclusión más que por ignorancia. Un gran número de reparaciones, costosas en la mayoría de los casos, podrían ahorrarse si los usuarios de un edificio le prestaran la mitad de atención de la que prestan a sus vehículos. Al fin y al cabo, una vivienda supone un gasto mayor que un coche, se pasa más tiempo allí, se realizan más y mejores actividades e incluso puede ser hecha a medida de uno mismo. 
En mis seis años de experiencia profesional, me he encontrado con diferentes casos de reformas/rehabilitaciones en las que un simple mantenimiento, como la revisión del estado de las tejas de la cubierta, la limpieza de los sumideros para evitar su taponamiento por tierra y plantas o el control del funcionamiento de las instalaciones del edificio hubiera hecho que no hiciera falta realizar ninguna obra de reforma.
Tanto la LOE (Ley de Ordenanza de la Edificación) como el CTE (Código Técnico de la Edificación) establecen que deb…

¿Arquitectura low cost? ¡Huyamos!

Imagen
Ayer volviendo a casa vi en un local un cartel que anunciaba "Arquitectura low cost". Estuve todo el viaje de vuelta pensando en esa frase. ¿A qué se referirán con eso? Lo primero que he hecho esta mañana es buscar en google arquitectura low cost para ver como se podía encajar ese concepto de coste bajo en la arquitectura y como no podía ser de otra manera se trata de algo tan innovador como tirar los precios del trabajo propio. ¿Quiere usted una casa? Yo se la hago por dos mil euros, quiere una reforma, aquí le paso su plano por cincuenta euros en una semana, ¿qué digo, para qué voy a pensar más? se lo doy en tres días, ¡que diablos!


Cuando pienso en low cost, me vienen a la cabeza inmediatamente cosas como ahorro de servicios y calidad, que si es para un momento o para algo puntual, es razonable, pero en otras situaciones me parece una locura. Pongo un ejemplo: al volar en low cost tengo que llevar menos equipaje, porque si no tengo que pagar más por el exceso, tengo meno…

Techos para oficinas.

Imagen
Acostumbrados estamos de que el techo de una oficina sea un plano horizontal, neutro, del que cuelgan infinidad de cosas: luminarias, rejillas de aire acondicionado y demás instalaciones. Si a esto le unimos la idea de espacio de trabajo abierto, nos encontramos en la mayoría de los casos en que tenemos un espacio impersonal y aburrido, donde lo único que sirve para distraernos de la homogeneidad y saber que estamos en una oficina y no en otra es el cartel de la entrada.
Pensando en esto, hace poco realicé una propuesta para un concurso de reforma de un edificio de oficinas en el centro de Madrid, donde trataba de conseguir romper esa monotonía con un juego de líneas onduladas en el techo.

La principal característica de esta solución es que consigue hacer desaparecer las instalaciones del mismo, ya que éstas quedan incluidas en él. La ventilación y aire acondicionado surgen en los huecos de las bandas alabeadas, que pueden ser de diferentes materiales, colores y texturas. Las luces a…