Entradas

Mostrando entradas de diciembre, 2012

¿Y si contratara a un arquitecto para que no construyera nada?

Hace bastantes años, aquel Arquitecto que una vez terminada la carrera, no montase su propio estudio , estaba considerado como un Arquitecto de segunda. Parecía que el único trabajo que debía de realizar un Arquitecto era diseñar sus propios proyectos y no dedicarse a trabajar fuera de este campo. 
Mientras había trabajo para todos, no parecía ningún problema el permitir que otros profesionales realizaran esos trabajos mal vistos por la profesión. Nadie luchó por los intereses de los Arquitectos (el colegio de arquitectos estaba para otras cosas, parece), pero cuando cambió el panorama hace más o menos un quinquenio... ¡ay!, nos dimos cuenta de que aparejadores (ahora arquitectos técnicos) e ingenieros, decoradores (ahora arquitectos de interiores), escenografistas y un sin fin de profesiones que nunca han tenido ningún problema en realizar informes periciales, inspecciones técnicas, trabajar para la Administración, montar decorados en teatros, hacer proyectos de interiorismo o de pa…

Certificado de eficiencia energética.

Imagen
De acuerdo con el Ministerio de Industria y el IDAE, una normativa europea nos obligará a que dentro de muy poco tiempo, cuando un propietario quiera alquilar o vender un edificio, una vivienda o un local, deberá aportar un certificado de eficiencia energética para que el comprador conozca de antemano el gasto que le supondrá el mantenimiento de tal inmueble. 



Así como los electrodomésticos ya tienen una pegatina que indica la categoría energética según su consumo, los edificios deberán tenerla igual. Desde la entrada en vigor del Código Técnico de la Edificación (CTE) hace unos años, todos los nuevos edificios deben de llevar incluido en el "Libro del Edificio" esta clasificación energética, pero lo que nos dice esta directiva europea es que además de los nuevos, los existentes también deberán de contar con una. 
Lo bueno de este certificado, además de aportar más información sobre el inmueble, es que en función de su posición en la escala, el precio variará, facilitando l…

El proceso constructivo y la paciencia del santo Job.

Imagen
En España construir un edificio constituye todo un acto de paciencia. Y no me refiero a que el tiempo de construcción sea largo, que no lo es si tenemos en cuenta todo lo que comprende, si no a todos los demás procesos paralelos que hay detrás de una obra, que van retrasando la fecha de finalización.
Lo primero que se necesita es solicitar al ayuntamiento la Alineación oficial, un trámite sencillo que puede llevarnos erróneamente a pensar que todo va a ser así de rápido. Con ella encargaremos a un Arquitecto que redacte el proyecto básico (en el que incluirá el Estudio de Gestión de Residuos de Construcción, el Estudio de Seguridad y Salud y el Proyecto de acometida a la red de saneamiento), que en el caso de viviendas unifamiliares suele hacerse junto con el de Ejecución. Con todo esto podemos entregar la documentación en el ayuntamiento para conseguir la Licencia de Obras.

Al proyecto de ejecución se debe adjuntar un Estudio Geotécnico y un Proyecto de Instalaciones Comunes de Tele…